Montessori

María Montessori fue la primera mujer médico italiana. Creo y desarrolló su Pedagogía en la primera mitad del S.XX. A parte de médico María Montessori fue Antropóloga y Filósofa y lo más importante de todo adoraba a los niños.

A través de la observación fue dándose cuenta de las altas capacidades de los niños y niñas y de cómo los adultos no dejaban que se desarrollasen correctamente. Poco a poco fue elaborando una serie de teorías que pudo aplicar directamente en la Primera “Casa dei Banbini” abierta en Roma el día de reyes de 1907.

 


María Montessori adoraba a los niños.


 

Fue tal su éxito que no tardaron en proliferar por toda Italia. Como pilares fundamentales era fundamental el respeto al niño y sus capacidades. Fomentando la independencia del niño según sus etapas de desarrollo. Para ello paralelamente se fueron creando una serie de materiales que ayudaban a conseguir estos objetivos.

Se creo todo un sistema de enseñanza que abarcaba desde las edades más tempranas hasta la etapa preuniversitaria (el bachillerato).  Siempre fomentando las habilidades de cada niño y respetando sus deseos. Con los años todo lo que creo ha sido refrendado por la Neurociencia moderna y por la psicología y pedagogía actual.


Los Niños son como esponjas


María Montessori considera que el niño en sus primeros años tiene una mente absorbente. Son como esponjas y  aprenden de su entorno para sacar el máximo rendimiento a este debe ser lo más rico possible.

No tiene sentido que desperdiciemos unos años tan valiosos del niño poniéndoles a colorear muñecos en un papel.  Justo cuando aprenden  infinidad de cosas de una manera muchísimo más perfecta que un adulto. Los primeros años de vida (de 0 a 6 años) es importantísimo ofrecer al niño actividades que les ayuden a sentar las bases correctas.

Cuando preguntaron al fundador de google que es lo que le había inspirado a desarrollar el buscador.  Afirmó que no habían sido sus años de Universidad si no haber asistido a un Colegio Montessori.